Rompe

Parece mentira que haga un año, que no te pueda abrazar.
Aún mi cabeza olvida, que ya no te puedo besar
22 de septiembre, 21,23 que más dá. Así pensaba cuando me levanté está mañana.
Pero todo ha vuelto a dar marcha atrás.
Hoy ha sido un día, de los de con goma Milán borrar.
Mi cabeza se cortocicuita al no poderte abrazar.

Recojo las piezas que encuentro pero ya no te puedo pegar , son demasiados añicos que no se van a volver a juntar.

Yo misma me miento para poder respirar.

Te hablo y me alivio pudiéndote recordar.
Con tu sonrisa y positivismo me consigo alegrar.
Y aunque solo estés en mi cabeza te amo y te quiero Papá.

Advertisements

Tú regalo, mi regalo

Se abre el telón, de repente no hay nada. Por eso me escapo, volando por la ventana. Hasta llegar hasta ahí y te veo a ti: sonriendo, contemplándome a mí. Te veo feliz.

Tú fuiste quién me hizo cuentacuentos, siendo teatrera con mis inventos, a los que nunca pusiste fin. Creiste en mi. Soñando acercándome a ti. Me haces feliz.

Suena una canción, sin notas, ni ganas. Es una excepción, madrugo por la mañana. Y no quiero salir, pero te veo a ti: sonriendo, contemplándome a mi. Te veo feliz.

Tú fuiste quién me hizo cuentacuentos, siendo teatrera con mis inventos, a los que nunca pusiste fin. Creiste en mi. Soñando acercándome a tí. Me haces feliz.

Una conversación, en la que tú me hablabas. Con ilusión, escucho desde mi almohada. Sin parar de dormir, pero te veo a ti: sonriendo, contemplándome a mi . Te veo feliz.

Tú fuiste quién me hizo cuentacuentos, siendo teatrera con mis inventos, a los que nunca pusiste fin. Creiste en mi. Soñando acercándome a tí. Me haces feliz.

Sintiendote parte de mi, me haces feliz.

 

 

 

 

 

Tú canción

Ahora quiero contarte la canción que tú querrías.
Decirte aquellas cosas que tú me dirías.
Gracias tú por enseñarme que un abrazo puede ser el mejor fármaco jamás inventado.
Por demostrarme que se puede perdonar lo imperdonable.
Por ser tan grande que aún sin estar, sigues estando.
Gracias por darnos y seguir transmitiendo tanto amor.
Gracias por marcarnos las pautas por las que hemos de regirnos : Dar hasta que duela sin esperar nada a cambio, querer con Amor en mayúsculas , mantenernos siempre unidos y pensar en grande; pues sólo teniendo una gran visión, con esfuerzo, se consigue un gran resultado.
Gracias por hacerme ver que un problema, no lo es.
No voy a pedirte perdón pues sé que tú ya me has perdonado.

Gracias también por haber estado y decirte que tú enseñanza aún no ha terminado.

Amaia

No sólo depende de mí,

igual para ti no es importante

pero necesitaba decirte esto

en palabra contante y sonante:

Me gustaría volver atrás,

destruir las malditas barreras,

que no nos distanciaramos màs,

Nunca he querido que te fueras.

Me ocurre amenudo, el querer hablarte,

cada vez es más frecuente.

Pienso coger el teléfono para poder escucharte,

te colocas en mi mente.

Te quiero, te tengo mucho cariño,

el dolor frente a ello, es igual que un niño,

que juega y olvida

porque aún estoy viva.

Hoy mi orgullo me ha dejado,

no puedo borrar el pasado.

En el presente sí: estar a tu lado.

 

Temiendo al miedo

Si apenas tengo lengua de trapo,

cómo voy a ser capaz.

Si no capitaneo ni mi barco,

cómo voy a navegar.

El miedo es libre, déjalo marchar;

ábrele las puertas y echará a volar.

Aun al más pequeño de un montón de arena, has de valorar;

pues con el conjunto de todos ellos,

podrás creer y crear.

Si a un perro ni me acerco,

cómo lo voy a pasear.

Si apenas horas duermo,

cómo voy a poder soñar .

 

El miedo es libre, déjalo marchar;

ábrele las puertas y echará a volar.

Aun al más pequeño de un montón de arena, has de valorar;

pues con el conjunto de todos ellos,

podrás creer y crear.

Si apenas veo un cuchillo, me pongo a temblar;

cómo voy a cogerlo y ponerme a cocinar.

Si me dicen tienes cáncer: _ Puta enfermedad.

cómo tener posibilidades de poderme curar.

 

El miedo es libre, déjalo marchar;

ábrele las puertas y echará  a volar.

Aun al más pequeño de un montón de arena, has de valorar;

pues con el conjunto de todos ellos,

podrás creer y crear.

 

 

Y mi brazo?

Despierto y me dicen que ha muerto, que uno de mis brazos ya no estará en mi día a día. Me seco las lágrimas, parezco entenderlo, nunca me había planteado la importancia de perder un brazo pero mientras unos me ponen los zapatos, otro el reloj y algún otro coloca la maleta en mi manita. Trabajo más con el otro brazo, las piernas, la cabeza y lo que si tengo, que me olvido ( evado) de lo que he perdido. A veces siento dolor, a veces tengo que mirarme varias veces , incluso tocarme para darme cuenta de que ya no está. Sin pararme mucho, todos me dicen: Con un brazo puedes vivir, tú eres fuerte, ya lo has superado…

Así que sigo mi vida, sin mi brazo, cómo si nadie me lo hubiera cortado, como si no hubiera pasado ningún día.

Recojo todo con el otro brazo, lo sobrecargo, pero sin apenas pensarlo ya estoy en la cama y pasamos al siguiente día.

Hoy me despierto distinta, calmada o menos agitada que todos estos días, estoy conectada, desconcertada.

No quiero el frío que me acompaña, busco el calor en tu compañía.

No busco el amor que me falta, amo aquello que tengo como lo que me falta en esta vida.

Tengo invasión de añoranza de algo que en su día tenía.

Añoro sumergirme en uno de esos abrazos y abrazarte eternamente sumergida .

Busco mi eterno brazo para abrazarte y no está ni mi brazo, ni tu vida.

52 golpes

Hace tiempo presenté unos textos para participar en un proyecto en el que escribimos, todas las semanas, un texto, durante un año.

Ahora casi dos años después con los mejores textos queremos conseguir un libro.

Si conseguimos vender 500 ejemplares, podríamos correr con los gastos de corrección, edición…

Nos ayudas?

https://www.verkami.com/locale/es/projects/21985-edicion-del-libro-antologia-los-52-golpes-de-2017”

Eternamente agradecida